fbpx

Técnicas para escribir un guión con final inesperado

¿No te encantan los finales de películas épicas que nunca viste venir? Estos finales son los que permanecen con los espectadores durante mucho tiempo e inspiran a hablar sobre la película y las razones por las cuales el guionista decidió darle a la historia un giro de trama alucinante.

Crear un final inesperado en los guiones de las películas es difícil, pero puede dar mucho bombo a una película y dejar al público sin aliento. Puede ser una línea muy fina entre una sorpresa bien merecida de un final y un intento de último minuto, aparentemente desesperado, de salvar una mala película.

¿Cuál es el secreto para hacer un final exitoso? Puede que no haya una varita mágica, pero una comprensión bastante buena de algunas técnicas de escritura de guiones puede ayudarte:

SUSCRÍBETE Y RECIBE DOS EBOOKS GRATUITOS POR MAIL, ADEMÁS DE ACCEDER A TODOS LOS BENEFICIOS Y RECURSOS DE LA COMUNIDAD DEL ACTOR:

 

  1. Dirige mal a los espectadores

La mala dirección es una técnica muy popular entre los guionistas. El objetivo principal es hacer que los espectadores piensen que tienen todo resuelto mucho antes de terminar la película. ¿Y si desviaras la atención de los espectadores hasta el final?

Lograr una mala dirección efectiva requiere que uses algunas herramientas, como por ejemplo:

  • Juego de manos. Gradualmente, introduce pistas sobre el final real en escenas anteriores donde los espectadores se centrarán en otra cosa. Por ejemplo, muchos guionistas lo hacen durante los momentos acelerados, como las escenas de lucha, porque la atención de los espectadores se centra en la acción.
  • Pistas falsas. Esta técnica dirige a los espectadores en la dirección incorrecta al planificar piezas de información falsas y señales que apuntan en la dirección incorrecta.
  • Callejones sin salida. Del mismo modo, estas instrucciones equivocadas podrían llevar a ninguna parte y detenerse en seco, lo que desbalancearía a la audiencia, en el buen sentido.

Siempre ten en cuenta que debe ser lo más sutil posible, para que los espectadores no se den cuenta de que estás tratando de dirigirlos en la dirección incorrecta. Esto no es fácil: necesitarás mucho tiempo, energía y concentración, así que organiza bien tu tiempo.

 

 

  1. Haz un giro emocional

Una manera efectiva de generar un buen giro al final del guión de la película es mirarlo desde un punto de vista completamente nuevo: si el final sería alentador o deprimente.

Si tu historia ha sido más o menos optimista durante los primeros 2 o más actos, un final negativo puede realmente deslumbrar a la audiencia. Por el contrario, si su guión fue en su mayoría sombrío y sombrío que finalmente ofrece a sus personajes algo de esperanza o un final feliz, el público puede sentirse abrumado por un alivio repentino y hacer que su experiencia sea mucho más dulce. De cualquier manera, estás poniendo a tu audiencia a través de una montaña rusa emocional.

  1. Ponte en el lugar del lector

Esta es una técnica simple pero efectiva que podría marcar una gran diferencia para tu final. Imagina que eres un extraño leyendo tu guión. ¿Cómo reaccionarías a la narrativa? ¿Hay alguna dirección en la que te encontraste esperando que la historia fuera? ¿Qué otros finales podrías prever para la trama y los personajes?

Escribe y toma nota de cada final potencial que se te ocurra, y luego deséchalos todos al escribir tu final. ¡El resultado será un final que nunca se vería venir antes de que se revele!

  1. Usa la técnica “Nadie está seguro”

Claramente, no todas las películas tienen finales felices. No todos los personajes lograrán sus objetivos o, dependiendo de la historia, es posible que ni siquiera sobrevivan. ¿Por qué no tomar la ruta opuesta y subvertir las expectativas de los espectadores adoptando la mentalidad de “nadie está seguro”? Al matar personajes o hacer que la trama tome giros inesperados al principio del guión, tu audiencia sabrá que no debes dar por sentado nada de lo que esperan de las películas típicas de Hollywood. Con todo lo impredecible, solo tendrán que seguir el viaje, y donde sea que termine podría ser una sorpresa total.

Estas son solo algunas de las formas de construir tu historia con un giro inesperado. Pero, dependiendo del género, tu trama generalmente debería venir naturalmente de lo que harían tus personajes. Traiciona eso, o cualquiera de los otros elementos centrales de un guión, y todo lo que has construido podría colapsar. Pero si navegas con éxito entre líneas y usas los consejos anteriores, podrías dar un giro que el público de las películas estará hablando durante mucho tiempo después de que se enciendan las luces en la sala.