fbpx

ME DA VERGÜENZA

¿PUEDE UNA PERSONA TÍMIDA REALMENTE SER ACTRIZ/ACTOR?

AVERIGUALO LEYENDO ESTE ARTÍCULO.

YA ES HORA DE SUPERAR TU TIMIDEZ Y ENCONTRAR EL CORAJE PARA ACTUAR EN EL ESCENARIO O FRENTE A UNA CÁMARA.

“Me da vergüenza”, “Soy muy tímido/a”, “Tengo miedo de hacer el ridículo”, “Tengo miedo escénico”.

He oído estas frases en infinidad de ocasiones. Y es curioso. Debe ser un capricho de la naturaleza humana, porque parece que cuanto más tímido/a eres, más deseo tienes por ser Actor/Actriz y más sientes esa barrera que te impide actuar. Sinceramente, sentir este freno causa mucha frustración porque paraliza tu crecimiento y expansión como persona

Sé lo que es porque sentí esta frustración en infinidad de ocasiones, y el camino no fue nada fácil, pero la clave es sencilla: la perseverancia

Yo era muy tímida, pero por alguna razón, sin embargo, me atraía el escenario. No quería ser una estrella, sólo quería actuar. Y me preguntaba continuamente si una persona tímida podía tener éxito como actor/actriz. Sabía, que si de verdad quería hacerlo, tenía un gran obstáculo que superar.

Yo fui una niña con grandes problemas de timidez y de relación. A esto se sumaron los constantes cambios de domicilio por temas laborales de mi familia, lo que no hizo más que agravar el problema ya que no tenía tiempo de consolidar relaciones con nadie. Caminaba mirando hacia el suelo, no me atrevía a entablar conversaciones con normalidad, no preguntaba si tenía dudas en clase, siempre me quedaba por el final, no me integraba con mis compañeros, me comunicaba lo mínimo y estaba muy encerrada en mí misma.

A los 16 años fui por primera vez a una clase de Interpretación gracias a una amiga. La interpretación me cambió la vida.

Mi esencia es tímida, pero ahora nada me frena. Aprendí a abrazar, a encontrarme a mí misma, a enfrentarme continuamente a mis miedos y trascenderlos, a reconocer mis propios sentimientos y expresarlos, a escuchar y comprender mis emociones y las de los demás, a empatizar, a aceptar diferentes visiones sobre una misma cosa, a ser versátil, a conectar con la honestidad en todo momento, a trabajar en equipo, a comprometerme con un proyecto y con mis compañeros, a creer en mí misma y despojarme del “qué dirán“. Pero sobre todo maduré y crecí como persona.

Mi mayor ilusión era poder devolver todo lo que recibí del mundo de la Interpretación. Por eso fundé la Escuela Complotescenico.com, para transmitir a los alumnos/alumnas, junto a un gran equipo docente y profesionales en activo, todo lo que me enriqueció y los valores que fortalecí, gracias a mi formación en Arte Dramático. 

Formarte como Actor/Actriz te reporta unos beneficios tan importantes en la vida, y tan transformadores, que no es comparable con ninguna otra formación: Refuerza la autoestima, mejora la concentración, la imaginación, la memoria, la energía, desarrolla las habilidades de liderazgo, la capacidad de resolución de problemas, la expresividad, la escucha, la comunicación y mucho más.

Al principio, por mi naturaleza tímida y reservada, a veces lo pasaba mal. Pero gracias a la perseverancia, aprendí a que todo es posible. Y cuando digo todo, es todoMi vida cambió para siempre

Parece una contradicción siendo una persona tímida/o. Es una profesión pública y cualquier persona que desee actuar sabe que debe exhibirse, no importarle ser el centro de atención, al menos en el escenario o en un set de grabación. Cuando empiezas, existe una fuerza que te empuja incluso sabiendo que estar expuesto, para los tímidos, puede llegar a ser una pesadilla. Pero es bueno reconocer su daño. La timidez nos permite excusarnos para no poder dar rienda suelta a nuestra energía creativa. Sólo nos permite liberar nuestra intuición e imaginación en una especie de cueva oscura. No nos permite compartir, ni contribuir, ni aportar, ni mostrar/nos al mundo. Si nos acomodamos en el “soy tímido/a”, nos perdemos un mundo, una vida. No permitas que ninguna barrera interfiera en tu camino.

Sí. Es un desafío. Pero no lo evites. Sólo necesitas tomar acción y comprometerte contigo mismo para llegar a convertirte en un gran actor/actriz “todoterreno“.

Las personas tímidas solemos tener un alto grado de sensibilidad y somos buenos observadores e investigadores de la condición humana, unas habilidades esenciales cuando se trata de actuar. De hecho, algunos actores/actrices de este perfil se pueden sentir cómodos en el escenario y tímido/as en la “alfombra roja”. 

Yo era, y sigo siendo en gran parte, el tipo de persona que observa más que participa, que escucha más que habla, y que a veces prefiero quedarme al final de una multitud, asimilando todo. Cuando salía con un grupo de amigos me integraba en la conversación sólo cuando sentía que tenía algo que valía la pena compartir. Evitaba ser el centro de atención. Actualmente mi esencia sigue siendo la misma, pero sin miedos limitantes. Entendí que el límite estaba en mí misma, que todas las habilidades se entrenan y que todo “tú” te puedes expandir hasta donde quieras y más allá. Ahora sé que entrenando puedo conseguir todo lo que me proponga. Igual que tú. 

¿Tienes miedo de mostrar al mundo eso que te hace diferente? 

APRENDE LAS CLAVES DE LA INTERPRETACIÓN CON ESTOS DOS EBOOKS GRATUITOS Y ENTRARÁS EN LA COMUNIDAD DEL ACTOR,