fbpx

Ejercicios de voz para actores

El ejercicio regular de la voz es primordial para que los Actores conecten completamente su voz y su cuerpo. Hoy te damos algunos consejos.

Antes de que Clark Gable fuera conocido como “El Rey de Hollywood”, pasó años entrenando rigurosamente su voz. Su voz naturalmente aguda consiguió sonar más grave con una mejor postura, control corporal y respiración.  Gable es un ejemplo de cómo se puede mejorar la voz de un Actor a través del entrenamiento adecuado.

SUSCRÍBETE Y RECIBE DOS EBOOKS GRATUITOS POR MAIL, ADEMÁS DE ACCEDER A TODOS LOS BENEFICIOS Y RECURSOS DE LA COMUNIDAD DEL ACTOR:

Mecánica Básica de Voz

Las personas somos máquinas que hacemos ruido. Hemos desarrollado la anatomía para crear significado mediante la vibración del aire. Es útil que un Actor entienda la mecánica de su voz para entrenar de manera más efectiva.

Toda producción de sonido humano comienza con la respiración. Nuestro diafragma se estira hacia abajo y nuestra caja torácica se expande hacia afuera, permitiendo que nuestros pulmones se llenen de aire. Ese aire se puede canalizar hacia arriba para hacer vibrar nuestras cuerdas vocales.

Los Actores usan su voz para proyectar emociones, combinándolas con los movimientos del cuerpo para interpretar el texto y presentar una historia. Debido a esto, la voz no puede considerarse una habilidad aislada, sino una habilidad que requiere la coordinación de todo el cuerpo.

Respiración

Todos los sonidos vocales comienzan con una respiración, por lo que los buenos hábitos de respiración son la base de una buena voz. Piensa en cada respiración como un viaje hacia el interior de tus pulmones con cada inhalación, para luego empujar todo el aire hacia arriba cada vez que exhalas. Los Actores deben permanecer relajados mientras respiran y hablan, buscando reducir la tensión en el cuello, los hombros, la mandíbula, la espalda y el estómago.

Postura

La mejor voz se produce cuando el cuerpo se mantiene erguido pero relajado. Durante los ejercicios de respiración y voz, la columna vertebral debe estar recta, la cabeza mirando hacia adelante y la coronilla paralela al techo. Esta postura apoya el sistema respiratorio del cuerpo para que pueda funcionar sin problemas.

Ejercicios de calentamiento

Antes de comenzar los ejercicios de voz, es importante una buena rutina de calentamiento. Un calentamiento prolongado y lento permite que los músculos se activen y reduce la tensión durante una representación o sesión de ejercicios.

  • Puedes comenzar estirando la lengua. Saca la lengua, apunta hacia arriba y hacia abajo. 
  • Apoya la lengua sobre la parte interna de los dientes inferiores  y empuja el centro de esta hacia afuera. 
  • Masajea los músculos de la mandíbula y la cara para reducir aún más la tensión. 
  • Estira el cuello ligeramente inclinándolo hacia los lados, adelante y atrás.
  • Comienza a hacer sonidos suaves lentamente. Saca la lengua y jadea como un perro para abrir la respiración. Para reducir la tensión en los labios y las mejillas, haz vibrar los labios soplando aire y produciendo un sonido “BRR”.
  • Bosteza ampliamente para estirar la mandíbula. Sonríe mientras bostezas. Haz un suspiro siempre que puedas.

Otros ejercicios de voz

Elimina la tensión y conecta el cuerpo con la voz con estos simple ejercicios:

  • Dobla la cintura y deja que tus brazos cuelguen libremente. Comienza a emitir el sonido “A”. Sacudiendo el cuerpo y los brazos, recorre todo tu rango vocal mientras te vas incorporando. Repite con todos los sonidos vocálicos.
  • Emite el sonido “MMM” con los labios cerrados. Mantén el sonido de manera constante durante el mayor tiempo posible. Cuando no puedas más, abre la boca y suelta una “A”. Piensa en disparar la “A” al otro lado de la habitación como una flecha. Repite con todos los sonidos vocálicos.
  • Trabaja en la articulación y dicción con algunos trabalenguas divertidos:

“Erre con erre cigarro, erre con erre barril, rápido corren los carros siguiendo la línea del ferrocarril”.

“Compadre, cómprame un coco. Compadre, coco no compro porque el que poco coco come poco coco compra. Yo, como poco coco como, poco coco compro. Compadre, cómprame un coco. ¡Que no compro coco, ni como! “

  • El trabajo de texto es otra excelente manera de entrenar tu voz. Lee o recita tu texto en voz alta, enfocándote en tu respiración y tu voz.  

El desarrollo de una voz natural infunde la actuación de cualquier Actor de verdad y flexibilidad emocional. Y tú, ¿trabajas tu voz?