fbpx

Crea tu propio método y sigue explorando durante toda tu vida

El método; algunos lo siguen fervientemente mientras otros lo miran con recelo, pero lo más importante es que seas tú mismo el que consideres cuan útil puede llegar a ser para avanzar en tu carrera como intérprete.

Cientos de actores mundialmente conocidos han basado su aprendizaje en el “Sistema Stanislavki”. Este método de actuación y todas sus corrientes posteriores te pueden proporcionar una gran cantidad de herramientas, pero lo realmente valioso para ti, como Actor o Actriz, es experimentar y cargar tu mochila con el máximo de recursos propios, y decidir, según tu momento personal y la característica de cada trabajo, cuales debes usar.

SUSCRÍBETE Y RECIBE DOS EBOOKS GRATUITOS POR MAIL, ADEMÁS DE ACCEDER A TODOS LOS BENEFICIOS Y RECURSOS DE LA COMUNIDAD DEL ACTOR:

A la hora de preparar tu personaje o actuación, no hay ningún dogma, lo mejor es estar abierto a probar “todo”. Los Actores trabajamos con sentimientos y emociones, actuar no es algo riguroso, preciso, exacto y que sigue unas normas. Las herramientas actorales que a otros les sirven, puede que no se adapten a nosotros e incluso aquello que nos resultó útil ayer y que nos permitió adentrarnos más en el personaje, hoy puede que no nos valga. Y es que todos somos diferentes, funcionamos de distinta manera; ninguno pensamos, reaccionamos, vivimos y sentimos de igual forma. Incluso como seres en evolución que somos, a medida que avanza el tiempo deberemos ir explorando y buscando nuevas herramientas.   

Convertirse en un buen Actor o Actriz requiere tiempo, es un trabajo a fuego lento, constante, avanzando paso a paso, reinventándose. Los métodos no son la fórmula mágica que te convierten de hoy para mañana en mejor actor. Es más, si no haces un buen uso de las herramientas actorales, pueden incluso ser un obstáculo para tu crecimiento profesional.

Lo verdaderamente interesante es probar distintas corrientes. Cuanto más pruebes, más recursos propios acumularás y más posibilidades tendrás de conseguir un trabajo interpretativo brillante. Basa tus entrenamientos en la diversidad con la finalidad de encontrar una verdad orgánica y auténtica.

El apoyo de tus maestros puede ser esencial, ellos te orientaran a través de las distintas alternativas. Es importante que te dejes guiar; como profesionales expertos conocen todos los métodos y corrientes que funcionan y que te ayudarán a crecer como Actor o Actriz con el fin de impulsar tu carrera. Pero al final solo depende de ti. El límite de implicación emocional lo pones tú. Crea tu propio método a partir de todo lo aprendido. Un método que se adapte a ti, que evolucione contigo, un método que te permita sentir de forma orgánica y vivencial cada personaje y que además te posibilite expresarlo de forma fluida.

Recuerda que llevar lejos cualquier método de actuación es hacer un mal uso de él y puede llevarte a límites insospechados y barreras que quizá no deberías traspasar. Es importante que te escuches y te cuides. Los actores trabajamos con nuestras emociones, vivencias y recursos propios. Debemos tenerlo muy en cuenta, pues se trata de material muy sensible que debemos proteger y preservar. Es normal que cuando preparamos un personaje lo demos todo, nos preparemos y ensayamos a veces casi sin descanso, pero siempre poniendo atención al cuidado de nuestra mente.