fbpx

Cómo ajustar tu voz para diferentes mircrófonos

Todos tenemos una idea de cómo suenan nuestras voces, pero la idea no suele coincidir con la realidad. La mayoría de las personas se sorprenden e incluso a veces se horrorizan al escucharse a sí mismos en una grabación. De hecho, solo el 10 por ciento de las personas en el mundo son capaces de reconocer su propia voz cuando se toca. Pero si eres un cantante profesional o Actor, probablemente estés acostumbrado a escucharte a ti mismo y hayas tomado medidas especiales para mejorar tu voz. Sin embargo, has notado que tu voz no suena igual en diferentes micrófonos.

Entonces, lo primero que debes de darte cuenta es esto: se fabrican y calibran diferentes micrófonos para satisfacer una variedad de necesidades. 

El tipo de micrófono que se utilice dependerá en gran medida de tu género de canto, los instrumentos musicales que lo acompañan, la ubicación y el resultado al que apunta.

SUSCRÍBETE Y RECIBE DOS EBOOKS GRATUITOS POR MAIL, ADEMÁS DE ACCEDER A TODOS LOS BENEFICIOS Y RECURSOS DE LA COMUNIDAD DEL ACTOR:

 

Pero, ¿qué sucede si estás buscando hacer tu propio proyecto o has reservado un trabajo externo? Esta guía le ayudará a ajustar tu voz de canto a través de diferentes micrófonos y te ayudará a determinar cuáles son los mejores para elegir en tu próxima sesión de grabación.

 

 

1. Si estás usando un micrófono de condensador

 

Si tu música está enfocada principalmente en tus voces o instrumentos acústicos, este es el micrófono a usar.

Sin embargo, un micrófono de condensador es más propenso a la silbilancia, por lo que cuando cantas algo que tiene muchos sonidos S y F, puede usar un software para enmascararlo o cantar en un ángulo fuera del eje. 

Alternativamente, puedes hacer el “truco de lápiz”, que básicamente consiste en atar un lápiz sobre el diafragma del micrófono con una banda elástica que se divide y desvía las vibraciones de alta frecuencia.

 

 

2. Si estás usando un micrófono dinámico

 

Esta es una alternativa barata y completa a la anterior que es buena para voces, baterías e incluso para grabar amplificadores de guitarra. 

Sin embargo, uno de los principales inconvenientes es el “efecto de proximidad”. Esto significa que si cantas demasiado cerca del micrófono, hay un aumento perceptible en el extremo bajo de la respuesta de frecuencia. Puedes contrarrestar esto hasta cierto punto usando un filtro pop o micrófonos omnidireccionales.

 

3. Si estás usando un micrófono de cinta

Estos son extremadamente caros y extremadamente sensibles, y son perfectos para aquellos que quieren aportar un ambiente clásico a su música. 

Si tu música incluye piano , cuerdas o viento, o si estás cantando en un coro, esta es tu mejor opción.

Ya sea que estés grabando tu voz para un proyecto musical o para una película musical, hay dos cosas muy importantes que puedes hacer para mejorar y ajustar su voz para el micrófono:

 

4. Trabajar con un entrenador vocal

Como ya sabes, escuchar tu propia voz es muy diferente de la forma en que otros la escuchan.

Obtener un entrenador vocal capacitado para supervisar tus lecciones de canto es muy importante, ya que pueden ayudar a detectar nuevas áreas de tu trabajo vocal que requieren atención y dirigirlo a nuevas técnicas y habilidades.

Un entrenador vocal profesional no solo se asegurará de tomar las notas correctas, sino que también tendrá una perspectiva externa y objetiva para ayudarte a practicar una mejor postura y respiración, así como a adaptar tus técnicas cuando estás cantando en un estudio o en un teatro.

5. Controla tu vibrato

La mayoría de nosotros tendemos a tener un vibrato natural, pero los profesionales deben aprender a controlar y aprovechar el vibrato en el momento adecuado para obtener mejores resultados. 

Un vibrato puede ser similar a tener un acento, y con la práctica regular podrás controlar y manipular los ritmos y agregar más estilo a tu canto. 

 

Finalmente, recuerda que cantar es una actuación. Para que cualquier programa tenga éxito, tus emociones deben ser reales y  debes disfrutar de lo que haces.