fbpx

5 consejos para que te deshagas del síndrome del impostor

¡Felicidades, has conseguido el trabajo de tus sueños! Trabajarás junto a grandes artistas haciendo lo que más amas. "Pero, ¿eres realmente lo suficientemente bueno como Actor?" Poco a poco, esta pregunta va calando en tu mente. Sí, te escogieron a ti entre cientos o quizás miles de Actores. ¡Este es tu momento de disfrute! "Los engañaste en la audición", grita la voz. "Pero una vez que llegues al set, todos verán la verdad". El miedo te invade.

¿Conoces el monstruo del síndrome del impostor?  Es esencialmente un patrón de comportamiento por el cual una persona duda de sus logros constantemente y teme que los demás le consideren un fraude. Lamentablemente, todos sufrimos en algún momento de nuestras carreras de este fatídico síndrome. Ni siquiera los Actores y Actrices más premiados/as y aclamados/as quedan exentos. 

Lo importante es que al final del día, no te dejes llevar por esos pensamientos. Debes tener el control y acabar con el síndrome del impostor para que tu carrera no se vea afectada. Pero, ¿cómo conseguirlo? 

Aquí te presentamos cinco formas de controlar al monstruo y, con suerte, destruirlo definitivamente:

SUSCRÍBETE Y RECIBE DOS EBOOKS GRATUITOS POR MAIL, ADEMÁS DE ACCEDER A TODOS LOS BENEFICIOS Y RECURSOS DE LA COMUNIDAD DEL ACTOR:

1. Sácalo de tu cabeza. 

Cuando el auto-sabotaje se quiera hacer fuerte en tu cerebro, ¡sácalo! Son solo pensamientos. Habla, descarga tus miedos en alguien en quien confíes. No solo es un acto de valentía, también es increíblemente liberador

2. Reescribe tu guion mental. 

Entrena tu mente para disfrutar de las oportunidades que te da la profesión. Por ejemplo, en lugar de pensar: “Van a descubrir que no tengo ni idea de lo que estoy haciendo y me despedirán”, piensa: “Todos se ponen nerviosos el primer día.”, “Solo necesito ensayar y ya está”, “Puede que no lo sepa todo, pero puedo aprender.”,  “Me eligieron porque vieron mis aptitudes.”

3. Descubre el verdadero significado del fracaso. 

Si no puedes apagar la voz que resuena en tu cabeza y que solo te muestra el camino del fracaso, ¿por qué no cambiar la forma de ver el concepto de “éxito”? No es un fracaso si vives sin miedo al error y dispuesto a aprender y dar lo mejor de ti disfrutando del proceso. Tira la idea del éxito o fracaso por la ventana ahora mismo y no vayas a “resultado”: vive el momento, ensaya, y crecerá tu trabajo como artista creador. Permítetelo, y verás cómo sin buscarlo, vendrá un gran “resultado”.

4. Concéntrate en lo positivo.

Visualízate logrando tus metas. Puede resultar difícil, pero en lugar de caer en un pozo negro toma el camino de ver futuro trabajo a través de un proceso en progresión. Concéntrate en lo positivo del presente y no mires más allá.

5. Da la vuelta a la tortilla. Desafía a tu cerebro. 

Cuando todo lo demás falla, ¡finge hasta que lo consigas! Sonríe a la vida. Agradece. No esperes a tener la suficiente confianza. La confianza aumenta cuando nos enfrentamos a riesgos. Cambia tu comportamiento en primer lugar y tu mente te seguirá.