fbpx

5 consejos para que seas un Actor físicamente saludable

Es importante tener en cuenta que el ejercicio efectivo aumenta la fuerza, la resistencia y la confianza no solo fuera del escenario, también dentro.

El instrumento de un Actor es el cuerpo y es por eso que la mayoría de los Actores y Actrices entrenan; no para lucir abdominales sino para mejorar su rendimiento.

Si bien cada persona es diferente y por tanto su recorrido hacia un estado físico saludable también, aquí hay algunos principios a tener en cuenta.

SUSCRÍBETE Y RECIBE DOS EBOOKS GRATUITOS POR MAIL, ADEMÁS DE ACCEDER A TODOS LOS BENEFICIOS Y RECURSOS DE LA COMUNIDAD DEL ACTOR:

1. Más no es mejor; mejor es mejor.

Cuanto más motivado y trabajador es alguien, mucho más probable será que caiga en esta trampa. Parece que, si algo funciona, cuanto más de eso hagamos mejores serán los resultados. Y por desgracia, no siempre esto es así. Tomar una pastilla puede quitarte el dolor de cabeza, pero tomar un bote entero de pastillas todos sabemos que no es una buena idea. Del mismo modo. puede parecer razonable que duplicar el ejercicio duplicará tus resultados, pero el cuerpo necesita tiempo para adaptarse. Normalmente, de tres a cinco horas semanales de entrenamiento suelen ser suficientes.

2. No dejes atrás tu dieta.

Independientemente de tu objetivo, la nutrición juega un papel importante en el estado físico. Lo que comemos determina cómo nos vemos, sentimos y actuamos. Concéntrate en consumir una amplia variedad de alimentos no procesados, eso ya es un gran comienzo. Las proteínas, las frutas, las verduras y las grasas saludables serán tus amigos, sin importar el objetivo. Y no temas a los carbohidratos si eres una persona activa. 

3. El entrenamiento de resistencia supera al cardio.

No hay nada de malo en ejercitarse acudiendo a las formas tradicionales de cardio como correr o la elíptica, pero no es la opción más eficiente para alcanzar la mayoría de los objetivos. La mayoría de las actividades cardiovasculares utilizan muchos movimientos repetitivos de alto impacto que pueden conducir a lesiones. Y lo creas o no, el entrenamiento de resistencia es en realidad un mejor estímulo cuando el objetivo es la pérdida de grasa.  No se trata de acudir al tradicional “entrenamiento con pesas”. Los ejercicios en los que se utiliza el propio peso para inducir una mayor resistencia muscular son una buena opción y son fáciles de adaptar a tu nivel.   Para obtener mejores resultados, lleva tus articulaciones a un rango completo de movimiento y eleva tu ritmo cardíaco. Asegúrate de que tu programa incluya al menos dos días a la semana de algún tipo de entrenamiento de resistencia.

4. Dormir es importante. 

En ocasiones puede resultar difícil conseguir dormir las horas necesarias cuando se está ocupado. Los Actores a menudo tienen que equilibrar los trabajos nocturnos y las audiciones de madrugada. Si bien esto a veces es inevitable, la calidad del sueño es un factor importante a tener en cuenta cuando hablamos de la forma física. Si tu problema es la “cantidad”, haz lo mejor que puedas con las exigencias de tu horario, pero si puedes hacer cambios para tener más tiempo para dormir, hazlo. Si luchas con la calidad”, busca crear hábitos de sueño. Evita trabajar en la cama, asegúrate de que tu habitación está oscura y observa si hay ruido de fondo.

5. Lo que amas importa. 

Como pensamiento final, lo que disfrutas debe jugar un papel fundamental en tus elecciones hacia un estado físico saludable, ya que lo más importante de cualquier plan es ejecutarlo. Cuando busques opciones de comida, trata de encontrar alimentos que te gusten. Al mirar las opciones de ejercicio, no te vuelvas loco por encontrar la opción “óptima”. Es mucho mejor hacer algo no tan “óptimo” pero que realmente disfrutes.

Aquí hay un consejo final: concéntrate en cambiar una cosa cada vez. Un error común es intentar revisar toda tu vida de una vez. Esto es difícil de hacer y puede generar más ansiedad que un cambio de hábito duradero.

Lee esta lista nuevamente y elige uno de los cinco consejos en el que te centraras. Luego, dedica un mes entero a consolidar tu nuevo enfoque. A partir de ahí, busca ir mejorando con el tiempo el resto de tus hábitos, entonces estarás en camino al éxito a largo plazo.